Critica: ‘Green Book’

 

Ficha técnica

Director: Peter Farrelly

Reparto: Viggo Mortensen, Mahershala Ali, Linda Cardellini, Dimiter Marinov

Duración: 130 minutos

Origen: EEUU

Año: 2018

Género: Comedia dramática

Publico: Solo apta para mayores de 13 años

 

Sin lugar a dudas, las películas o cualquier otra creación artística que sea capaz de combinar entretenimiento con enseñanzas, hace que el gusto por verlas o apreciarlas sea mucho mayor. Sentimos que no solo fuimos recompensados, sino que además por así decirlo, le debemos algo, y ese algo es por lo general un aplauso de pie.

“Green Book”, escrita y dirigida por el director americano Peter Farrelly, consigue precisamente esto. La comedia drama e historia que representa en sus más de dos horas de espectáculo, todo en perfecto equilibrio, dejan cuando se encienden las luces un muy buen sabor de boca.

Protagonizada por Viggo Mortensen, cuyo papel es ni más ni menos que Frank Anthony Vallelonga, mejor conocido como “Tony Lip”, y Mahershala Ali, cuya labor fue interpretar al legendario pianista Donald Walbridge Shirley, el film en pocas palabras trata sobre como precisamente “Don Shirley”, contrata a Tony como su chofer en una gira de dos semanas de duración por el sur de Estados unidos, en una época en donde el racismo, era el pan de cada día.

Dejando de lado que ambos papeles son excelentemente interpretados, a lo largo de todo el rodaje puede apreciarse como Tony, un hombre con ciertas tendencias racistas, comienza a respetar más a su jefe y también, cuando su sentido de empatía se activa, logra por fin comprender la dura realidad de los afroamericanos en su país.

Por otro lado, Shirley, hombre culto desde la cuna, también consigue ver a su empleado como un amigo, siendo incluso su compinche en pequeñas pero cálidas escenas en donde el pianista ayuda a Tony a escribirle cartas románticas a su mujer, y Tony por otro lado, le enseña al “Doctor Shirley”, como le llama, a disfrutar del enorme placer que significa comer pollo frito con las manos.

Ahora, poniendo el foco en el drama, durante múltiples momentos el espectador se encontrará con partes en donde el famoso pianista a pesar su enorme talento, se ve obligado a sufrir racismo en cuestiones como tener que relegarse a utilizar baños exclusivos de “los suyos”, o a inclusive ser víctima directamente de insultos, peleas o maltrato policial.

Además, es importante agregar que el personaje es homosexual, lo cual desemboca en un coctel explosivo que llegado a un punto, en una discusión con Tony, el artista vive una pequeña crisis existencial preguntándose quien es, ya que según su forma de ver las cosas, no era suficientemente hombre, negro o incluso blanco, por su alto rango socioeconómico…

Aun así, al final, el dúo y los colegas del pianista logran culminar su trabajo, y todos juntos vuelven a sus hogares para reunirse a tiempo con sus familias en vísperas de navidad. Cualquier hueco o vacío que puede haber quedado en nosotros, se cierra cuando los protagonistas deciden pasar esa mágica noche juntos.

Para finalizar, vale mencionar que el título del film, representa a una guía real llamada “The Negro Motorist Green Book”, que contenía alojamientos abiertos a recibir gente de raza negra.

Green Book en conclusión, es una joya, un trabajo realizado con el solo fin, de entretener y culturizar, no hay mejor que algo así.

 60 Visitas totales,  1 Visitas hoy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *