Critica: ‘Street Food’

 

Ficha técnica

Dirección: Brian Mcginn, Andrew Fried,

Dane Lillegard, Drew Palombi, Daniel Milder

Duración: Nueve episodio. 30-35 minutos cada uno

Origen: EEUU

Año: 2019

Género: Documental sociocultural

Público: Apto para mayores de 7 años

 

Comer y mirar nuestras series o programas favoritos, es una de las más grandes pasiones del ser humano moderno. Y Netflix, con “Street Food”, nos dan la posibilidad de ver en primera persona como algunas de las ciudades más culturalmente autosuficientes y misteriosas del mundo, encuentran en sus propios ciudadanos hombres y mujeres que dedican no solo su tiempo, amor y cuerpo al bello arte de la comida callejera, sino también su dolor y sus enseñanzas.

Dividida en nueve episodios de entre 30 y 35 minutos cada uno, la serie va intercalando una historia humana profunda con un grupo de platos típicos referentes al país o la ciudad provenientes en cuestión. Además, para los fanáticos del turismo, durante múltiples escenas puede apreciarse la belleza de las calles de estos mágicos lugares, generando un sentido de pertenencia en el espectador que no puede evitar formularnos la pregunta sobre qué tan difícil puede llegar a ser conocer esos mundos en persona.

Tristeza, empatía, curiosidad, gula y hambre son algunas de las sensaciones que “Street Food” transmite con sus platos e historias de vida, cada una más interesante que la anterior, y es interesante como en todo momento, el documental resalta la importancia que estas personas le dan a la cocina y como encontraron en este mítico arte, no solo bienestar económico, sino interior.

Osaka, Cebú, Chiayi, Seul, son algunas de las ciudades donde ocurre la magia, todas asiáticas, todas con su propia cultura, todas con su propia locura, todas con su propia gastronomía. Caracoles, pescado, fideos, fuego, pescado, sopa, caracoles, fuego, guisos, pulpos, fideos y más fuego son lo que estas hermosa y únicas ciudades y naciones tienen para ofrecernos.

Es importante aclarar que en ningún momento alguna de las recetas son explicadas, aunque si se muestras algunas de las partes más llamativas de su proceso de elaboración y se deja bien en claro cuál es el nombre de cada plato, por si algún valiente y osado desea investigar y poner a prueba sus capacidades culinarias.

La serie, a pesar de alguna historia donde el suspenso pueda llegar a dar el presente, es apta para todo público, y muy recomendable de ver en familia, sobre todo a la hora de cenar, ya que ver como platos tan exóticos son preparados, es el aperitivo perfecto para abrir el estómago.

Postres, frito, dulce, salado, para el camino, y especialmente barato, es el mundo de la comida callejera y estas metrópolis no solo viven de su economía y variedad, sino que también la defienden y se sienten orgullosos de ello.

Para finalizar, no puedo dejar de resaltar la importancia entender y activar el sentido de empatía para con las personas que vas a encontrar en este excelente documental, en donde, como comente al principio, no solo nos muestran su increíble habilidad para meter la mano en hielo y tocar el fuego, sino también el sacrificio y la superación que hay escondidos en esas acciones. Todo por el bello arte de la comida, la comida callejera.

 

Mariano Huguet

 52 Visitas totales,  1 Visitas hoy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *