La pandemia, la cuarentena y un necesitado guiño a la madre naturaleza

 

Llegados al mes de mayo, es lógico pensar a esta altura que el aislamiento social y el avance del coronavirus, no solo son los tópicos más tratados y debatidos en el mundo, sino también los más tristes y afligidos. Es algo que no puede ni debe evitarse, estar informados sobre estas cuestiones es primordial para nuestro futuro, y si bien todos estamos de acuerdo a que la cuarentena es la mejor arma contra la pandemia – O al menos la gran mayoría acepta esta premisa – también está claro que para muchos, el máximo sacrificio no es simplemente abrazar y aceptar al aislamiento y la privación de ciertas actividades al aire libre… Para otros, la cuarentena significa estancamiento laboral, un golpe muy duro, y mientras más se extiende este fatídico proceso por el cual está pasando la humanidad, más agua a la leche debe verterse, con el fin de sobrevivir.

Si, la cuarentena no es igual para todos, está claro. Pero si bien el día a día puede resultar un desafío muy difícil a superar, es menester compartir que un pequeño grupo de noticias o hasta anécdotas curiosas, han surgido para cuanto menos levantarnos el ánimo, y es que se trata de un tema que si bien en este momento es secundario, tampoco es algo que debemos ignorar. Ese es el medio ambiente.

Es cierto, no es muy desconocido que debido al aislamiento social de gran parte de la humanidad, la naturaleza se ha recuperado en distintos campos. De hecho, algunos medios han cubierto esta cuestión mediante vídeos o trabajos escritos, pero considero que su cobertura ha sido cuanto menos escasa, y han decidido enfocarse más bien en historias de superación de distintas personas o familias, y como éstas han logrado reinventarse ante el desafío que supone la pandemia.

Entiendo y comparto esta priorización de contenido mediático, pero al ser así, me pareció lógico elaborar un escrito en donde en pocas palabras comparta el siguiente interrogante…

 

¿Sería impensado plantear la posibilidad que de aquí en adelante el mundo ofrezca un cese intencional de sus actividades con el fin de cuidar el medio ambiente?…

 

Es hasta gracioso pensar que esta idea, parece sacada de un guion de una película de ciencia ficción, sobre como el mundo se recupera gracias al avance de un virus que nada parece poder detener… Pero la realidad marca que tarde o temprano nos recuperaremos, ergo, solo queda desear que la madre naturaleza pueda aprovechar este pequeño “descanso” que el hombre le está dando.

A partir de allí, reconozco que la idea es extremadamente compleja, ya que el escenario en donde ahora nos encontramos, no nació como algo intencional – Cada cual es libre de creer en teorías conspirativas, yo al menos no soy uno de ellos – sino como una serie de eventos menores que terminaron desencadenando algo mayor. Correcto, pero de la misma forma que muchas personas aprenderán de estas consecuencias como expliqué en el trabajo anterior, no me parece descabellado plantear la posibilidad de dejar de fingir ceguedad por un instante y mirar como el “lado verde” del mundo parece recuperarse.

Entiendo y reitero, que el ser humano maneja sus acciones en base al incremento de su riqueza, y pedirle a aquellos que más tienen que, por ejemplo, cierren sus fábricas por un tiempo para que dejen de producirse nubes de smog, no es un pedido muy factible a ser aceptado, al final del día son muchos los parámetros a medir antes de lograr algo así, pero quien sabe, quizás donde algunos ven una locura otros ven una excelente oportunidad.

El cuidado del mundo dicho de una forma vaga, fue un tópico muy apoyado, discutido y defendido antes de la pandemia. La extinción de múltiples especies, la destrucción de varios ecosistemas y la sobreexplotación de otros, sumado a la inconsciencia misma del ser humano a la hora de no reparar en las futuras consecuencias, han creado un cóctel que nada bueno puede generar, y si bien esto ya es sabido, nunca esta demás recordarlo para cuando volvamos a la normalidad, o como últimamente se está llamando, “nueva normalidad”.

Claramente, yo no poseo un “como” a la hora de concretar esta idea, sepan disculpar simplemente la planteo, pero insisto, el punto es que el mundo está disfrutando de que su raza dominante este asilada de sus actividades, y si bien esto puede sonar cruel debido a, como explique anteriormente, muchos están sufriendo y padeciendo la cuarentena, no me parece mal buscar sacar provecho de todo lo que se pueda, y eso incluye la indiscutible verdad de que podemos cambiar para bien de aquí al día de mañana.

Finalmente, lo pregunto una última vez de una forma más sencilla, ¿Crees que es factible aislar al hombre por un escaso lapso de tiempo todos los años con fin permitir que el medio ambiente recupere algo de terreno?

Sino, de igual forma parte de la humanidad seguirá peleando por proteger nuestro único hogar, pero por como yo lo veo sería una pena, ya que se trataría de una oportunidad desperdiciada…

 

Mariano Huguet.

 

 

 

 

 

 82 Visitas totales,  1 Visitas hoy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *