The Arsenal, o como descarrillar a un grande del Fútbol

 

En mi calidad de periodista deportivo, es menester que investigue y trate con todo tipo de temáticas relacionadas precisamente al hermoso mundo del deporte. Desde básicas notas informativas, hasta trabajos de investigación o hasta incluso reflexiones u opiniones respecto a estas cuestiones. En esta oportunidad, compartiré un trabajo que entra en ese último casillero, una humilde observación respecto al triste estado contemporáneo de un equipo de fútbol mundialmente reconocido, dejando en claro como siempre que estas palabras son solo mi punto de vista y que no buscan más que divulgar una historia desconocida por muchos. Siendo así, vamos allá.

La premier league, es decir la liga de fútbol profesional de Inglaterra, es considerada por especialistas y seguidores como la mejor del mundo. Por sus fans nacionales e internacionales, su tradición, su juego sensacionalmente entretenido, y por sobre todas las cosas aquellos que hacen grande a las ligas en sí mismas, los clubes. Sus clubes.

Manchester United, Manchester City, Liverpool, Chelsea, Tottenham, la lista es larga. Todas instituciones multimillonarias en el mundo del fútbol. La elite de la elite, y siendo justos más no resultadistas, sus desempeños son extraordinarios. Pero más allá de eso, todos estos clubes han logrado hacer algo aún más importante, que es unir al mundo bajo una misma bandera, efecto que no solo consigue el deporte rey sino el deporte en general, el de ver a un completo desconocido como un hermano y abrazarlo ante cualquier chispazo de emoción proveniente de su equipo.

Si, los clubes de fútbol generan eso, magia pura… Pero, muy a pesar, existe un club muy grande que ha tomado un camino a mi parecer casi sin retorno, uno que hace algunos años era un pilar de esta disciplina respecto a la enorme cantidad de fanáticos que tenía – Y aún tiene – en todo el mundo, pero que ahora no son pocos los que comienzan a sentirte abandonados por dicha institución… El Arsenal, o como muchos ingleses le dicen “The Arsenal”.

Haciendo un breve repaso de su historia, el arsenal fue fundado en octubre de 1886. Su existencia ya ha abarcado tres siglos, y sus títulos, consagraciones, triunfos y estrellas son legendarias. Es considerado por muchos como el mejor club de Londres, ergo uno de los mejores de Inglaterra, pero desde el año 2006 día 22 de julio, en donde el club celebró – como debía ante un hecho tan majestuoso – la mudanza a su nuevo estadio, “The Emirates”, todo comenzó a cambiar, y a opinión de este humilde escritor, para mal.

La ya mencionada mudanza, al igual que el futuro de la legendaria institución, se puso en manos de Stan Kroenke, un billonario americano dueño de múltiples otros equipos pertenecientes a otras ligas y hasta otros deportes, como los “Colorado Rapids” de la MLS, o “Los Ángeles Rams” de la NFL. Un año después en abril del 2007, Kroenke se volvió uno de los mayores accionistas del club convirtiéndose básicamente en uno de sus dueños, y con el paso de los años, esa parte del pastel comenzó a aumentar más y más… Ergo su responsabilidad por el bienestar del club, también.

Pronto, la calidad futbolista fue en deterioro y los fans no entendían – Ni entienden en su mayoría – que estaba pasando. Llegados a este punto, me corresponde ser justo y agregar un detalle no menor, y es que el arsenal fue TOP 4 de la premier por muchos, muchos años de la mano de su DT Arsène Wenger, leyenda del club y artífice de los famosos “Invencibles” equipo del Arsenal campeón invicto de la premier league en el temporada 2003/04. Pero, he aquí el dato, ese equipo que entró en la puerta grande de la historia del fútbol, fue precisamente el último que levantó la copa de campeón de la susodicha premier… Curiosamente poco tiempo antes de la mudanza a su nuevo estadio, cuando aún residía en Highbury, distrito de Londres.

Es decir en pocas palabras, la mudanza prometía la conquista no de Inglaterra donde ya el club era potencia, sino de Europa, y lamentablemente ninguno de los objetivos planteados esta ni cerca de lograrse. Lo más triste de todo, es que claramente los fans fueron engañados. “Nos dijeron que vendríamos aquí a competir con los mejores clubes de Europa”, comentan sus seguidores en redes sociales, haciendo referencia a que si bien eran – y aún lo son por su historia – grandes en Inglaterra, siempre fue un club corto de rendimiento en las principales competencias europeas como la Champions league, por ese entonces su nuevo gran sueño. El desafío estaba claro y nada de eso se cumplió.

Hoy día año 2020, algunas copas domésticas y grandes victorias sin medallas en donde el equipo demuestra su potencial y está a la altura de su historia son lo que se puede rescatar. Pero el destino parece no querer favorecer al conjunto londinense. Ya que si bien durante las últimas temporadas ha logrado afianzar y atraer grandes jugadores, el mundo del fútbol ha cambiado radialmente la última década, y hoy la receta del éxito salvo excepciones es gastar, gastar, y gastar dinero en fichajes. Los mercados de traspasos de invierno y sobre todo de verano en donde equipos de todo el mundo buscan fortalecerse mueve billones de euros por temporada, y los dueños del Arsenal dan constantemente indicios de que no están interesados en meterse en dicha batalla.

De hecho, según estudios de distintos medios y sitio webs, Stan Kroenke no ha invertido ni un solo centavo de su propio bolcillo en el club desde que es accionista – Salvo la compra de dicha acciones claro está – y para colmo de males en el año 2018 logró hacerse del 100% de dichas acciones, por lo tanto su decisión es prácticamente la única que vale en este momento.

Para ir finalizando, Wenger renuncio también ese mismo año luego de malos resultados y la demanda de miles de fans que ya no saben a quién culpar por la debacle, y hoy día el legendario “The Arsenal” aún busca su rumbo. Hace ya varias temporadas que no culmina en el TOP 4, su participación en las competencias europeas es paupérrima, su juego ya no es vistoso sino más bien lento y previsible, y ante este escenario no son pocos los que ya creen que el destino de este club tiene puede toparse con un abismo poco nombrado pero factible según los resultados de la actual temporada… El descenso a la segunda división Inglesa y el adiós a la premier.

Como último dato ¿Saben que club cobra las estradas más caras en la Primer league? Si, el Arsenal, ergo sus fans son de los que menos reciben a cambio de tanto sacrificio. Es redundante pero nunca está de más decirlo, las instituciones que tratan mal a sus seguidores no tienen mucho futuro, y a menos que sus directivos reflexionen y busquen soluciones, pronto estaremos atestiguando como uno de los más grande del fútbol ha descarrilado.

 

Mariano Huguet

 48 Visitas totales,  1 Visitas hoy

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *